Este website utiliza cookies propias y de terceros. Alguna de estas cookies sirven para realizar analíticas de visitas, otras para gestionar la publicidad y otras son necesarias para el correcto funcionamiento del sitio. Si continúa navegando o pulsa en aceptar, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies?
Toro: comer, beber, andar y ver sin margen para el aburrimiento
Compartir: Comparte esta noticia en Facebook  Comparte esta noticia en Twitter  Enviar a Meneamé

La Crónica de Guadalajara  -    Actualizado 29 agosto 2017 14:11

Gastronomía, cultura, ocio y tradición se aúnan para una escapada en cualquier época del año.


Toro, conocida por ser una ciudad histórica y monumental, esconde un sinfín de posibilidades para el viajero. Esta ciudad ofrece al turista una inmensa riqueza por descubrir.

Rodeada de bodegas y viñedos, arboledas, prados y tierras de cultivo regadas por el río Duero, esta localidad es la excusa perfecta para disfrutar de una opción de ocio alternativa con la que desconectar del bullicio de las ciudades y de esta localidad en estado puro.

Se trata de un pueblo singular, de tradiciones que hunden sus raíces en lo más remoto de la historia. El Arco del Reloj, la Iglesia San Salvador, el Monasterio de Sancti Spiritus o el Alcázar, son solo algunas de sus manifestaciones monumentales.

Otras, como el Palacio de las Leyes, en el que tuvo lugar la promulgación de las 83 leyes que llevan el nombre de Toro, el Toro Vacceo, que dio origen a la ciudad y definió su blasón, o la propia Santa María la Mayor, acompañan también parte de este testimonio artístico.

Enoturismo
A lo largo del tiempo los viticultores y enólogos han impulsado el desarrollo de la comarca consiguiendo que en 1987 el vino obtuviese el reconocimiento como Denominación de Origen. A día de hoy existen 60 bodegas inscritas que elaboran un producto de gran personalidad, carácter y elegancia. Pero su subsuelo esconde, también, más de 300 bodegas subterráneas.
 
Y es que con la intención de completar la oferta enológica, han surgido distintas muestras de actividades culturales que ponen en valor y homenajean este producto estrella. Así pues durante el año tienen lugar los tradicionales concursos de vinos caseros, concursos de escaparates y la conocida feria del vino, ‘Vintoro’.
     
Gastronomía
 
Y para los amantes del buen comer y de la gastronomía, Toro ofrece al visitante sus ricos embutidos, quesos, caldos o harinas que hacen a este municipio universal. Los magníficos espacios que rodean la ciudad y los productos de primera calidad de la región son los motores necesarios para conseguir que el viajero disfrute de un sinfín de experiencias gastronómicas. En este sentido, su industria agroalimentaria se basa en la elaboración de unos deliciosos bocados culinarios donde destacan, además de los vinos, los platos típicos de la ciudad, como el bacalao al ajo arriero, el arroz a la zamorana o las patatas a la importancia.

Turismo de aventura 
A pesar de su reciente denominación, el turismo de aventura ha sufrido un importante crecimiento durante los últimos años debido a las ganas por parte del excursionista de disfrutar de nuevas e increíbles experiencias. Y es que algunos viajeros buscan completar su viaje con actividades diferentes que conviertan la aventura en una experiencia memorable.

Para estos aventureros, Toro ofrece una nueva propuesta de ocio apta para todos los públicos. Paintball, descensos en canoa, paseos en globo o vuelos en parapente son algunas de las opciones con las que poder descubrir, desde un punto de vista diferente al habitual, este territorio.

Toro conforma una de las ofertas turísticas nacionales más completas del momento. Cultura, gastronomía, historia, arquitectura y aventura se dan cita en una de las localidades zamoranas más emblemáticas.
 
¿Te ha gustado este artículo? Coméntaselo a tus amigos y conocidos:
Valore de 1 a 5:   Valorado (0/5) Valorado (0/5) Valorado (0/5) Valorado (0/5) Valorado (0/5)

Este viaje te ayuda a curarte de tu…

Actualidad Viajera