Este website utiliza cookies propias y de terceros. Alguna de estas cookies sirven para realizar analíticas de visitas, otras para gestionar la publicidad y otras son necesarias para el correcto funcionamiento del sitio. Si continúa navegando o pulsa en aceptar, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies?
¿Tienes tiempo y te sobra dinero? Te decimos cuatro formas de gastarlo viajando a Asia en otoño
¿Tienes tiempo y te sobra dinero? Te decimos cuatro formas de gastarlo viajando a Asia en otoño
Festival en Japón.
Compartir: Comparte esta noticia en Facebook  Comparte esta noticia en Twitter  Enviar a Meneamé

Augusto González   -    Actualizado 25 septiembre 2017 13:28

Para un occidental intelectualmente inquieto viajar a Asia es algo así como visitar otro planeta cargado de sorpresas. Por todo. La cultura, la gente, la comida, el arte, el entretenimiento. Asia es un continente donde sí se cumple el falaz tópico periodístico de “vanguardia y tradición se dan la mano”. Allí esto sucede de verdad.
 
Siendo un auténtico festival de estímulos en sí mismo, Asia además ofrece una agenda imparable de festivales en los últimos meses del año. Así,  Cathay Pacific selecciona un ranking de las 4 mejores citas de la temporada para vibrar este otoño en sus capitales:
 
Hong Kong: El Festival Wine & Dine (Octubre) 
 Es posible que al aterrizar no quieras bajar del avión, dada la hospitalidad de la tripulación.  Todavía hay muchas cosas que visitar, por  ejemplo, sin salir de Victoria Harbour, se realiza el famoso festival de Wine & Dine durante la última semana de octubre. Más de 400  stands, catas de vino internacional, maridajes de comida, música en directo… Y todo frente al suntuoso enclave del puerto Victoria.  Una auténtica delicia.
 
 Entre los chefs de la sala de degustación se encuentra Gaggan Anand, cuyo restaurante Gaggan en Bangkok encabeza los rankings  de los 50 mejores restaurantes de Asia en 2016. También colaboran algunos restaurantes locales con estrellas Michelin. El festival  dura cuatro días, del 26 al 29 de octubre, e inaugura un ciclo de celebraciones gastronómicas que dura todo el mes de noviembre. Sin  duda ésta es una cita que se antoja imprescindible para los más sibaritas.
 
Filipinas: El Festival Masskara (Octubre) 
Locura máxima. El Festival MassKara de Bacolod City (“la ciudad de las sonrisas”, en castellano), en la Isla de Negros, también conocida como “sugarlandia” por su producción de azúcar. Este festival tiene fama de ser el más bullicioso,  enérgico y colorido del país.
 
Dura casi todo el mes de octubre y en él se celebran desfiles de baile, de belleza, juegos, etc. Desde la década de los 80, decenas de miles de lugareños salen a las calles ataviados con disfraces y máscaras tan cargadas de referencias tradicionales como excesos cromáticos.  Su Lema: “Sige lang… sige na! Bacolod bato kita!”(No pasa nada, está bien… No importa qué adversidad sobrevenga, Bacolod le hará frente) y su objetivo es dejar atrás las penurias durante la fuerte crisis que asoló a la isla con este sinfín de celebraciones.
 
Camboya: El Festival del Agua (Noviembre) 
 Para los camboyanos, gente acostumbrada a vivir bajo un cielo de metal, el agua es un significante fundamental de su  identidad nacional. Por eso, este festival crea una atmósfera tan especial.
 
 Este festival se organiza en Phnom Penh a mediados de noviembre, pero sus orígenes se remontan a los tiempos de la  armada del rey Jayavarman II, el fundador del gran Imperio de Angkor. Casi todo por aquí tiene un pasado épico.
 
 La atracción principal son las carreras de barcos de remo en el río Tonle Sap, pero también hay conciertos en las orillas    del río, puestos de comida tradicional, juegos y fuegos artificiales que iluminan este rincón del sudeste asiático; un rincón    extrañamente nostálgico.
 

Japón: Festival Ako Gishi-sai – Diciembre 
 Para terminar esta ruta festivalera, una majestuosa cita con el pasado. La última parada la vamos a realizar en el  templo de Sengakuji, en Tokio, un lugar de culto donde están enterrados los famosos 47 rōnin (samuráis sin amos  en castellano). Se ha escrito mucho sobre estos 47 héroes populares que en 1703 vengaron la muerte de su  maestro combatiendo contra Kira, un viejo señor feudal que a base de cometer injusticias y corruptelas contra su  gente ascendió como la espuma en el escalafón social. Un gánster de la época.
 
 Este festival se conmemora el 14 de diciembre, día en el que los ronin vengaron a su señor. El festival culmina con  un hermoso acto conmemorativo delante de sus tumbas y una procesión. Se trata de un acto que conjuga bien  solemnidad y festividad, y que habla de un pueblo muy respetuoso con la tradición y orgulloso de su pasado. La  estética del protocolo impone. Mucho.
 
¿Te ha gustado este artículo? Coméntaselo a tus amigos y conocidos:
Valore de 1 a 5:   Valorado (0/5) Valorado (0/5) Valorado (0/5) Valorado (0/5) Valorado (0/5)

Este viaje te ayuda a curarte de tu…

Actualidad Viajera