Este website utiliza cookies propias y de terceros. Alguna de estas cookies sirven para realizar analíticas de visitas, otras para gestionar la publicidad y otras son necesarias para el correcto funcionamiento del sitio. Si continúa navegando o pulsa en aceptar, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies?
Los “pisos turísticos” sin control tienen sus días contados en Castilla-La Mancha
Los
El fenómeno de los pisos turísticos ha crecido de forma exponencial en los últimos años, sin apenas control.
Compartir: Comparte esta noticia en Facebook  Comparte esta noticia en Twitter  Enviar a Meneamé

Augusto González - La Crónic@ / Ideas para Viajar  -    Actualizado 12 enero 2018 09:14



Ha sido hasta ahora uno de los negocios más propicios para la anarquía empresarial: se toman uno o varios pisos, se colocan unas camas y se anuncia en Internet. A partir de entonces, solo queda esperar a que se vayan llenando de turistas. Que se llenan. Este fenómeno, de alcance internacional, empieza a tener sus días contados en en España. Es el caso de la Comunidad de Madrid, que ya ha sometido a consultas de la patronal su texto normativo, con bastantes críticas iniciales dada su escasa ambición. Y lo será en breve también en Castilla-La Mancha, como ha confirmado a IDEAS PARA VIAJAR la directora general de Turismo, Ana Isabel Fernández Samper.

"En Castilla-La Mancha no tenemos regulación desde el año 2011. La que existía era una normativa del Estado y es en ese año cuando decide que va anularla al completo, ya que no tiene competencias en materia turística, al estar transferidas a las Comunidades Autónomas. Se produce, pues, un vacio normativo en 2011 para las viviendas de uso turístico. Durante la legislatura anterior no se hizo absolutamente nada por quienes eran responsables de la Administración regional, no se plantearon regular un sector que además estaba proliferando de manera exponencial", detalla la que es responsable de esta materia dentro del Gabinete que preside Emiliano García-Page.

Los apartamentos y viviendas turísticas constituyen una oferta amplísima, para la cual han confluido la creación de plataformas en Internet tan conocidas como dinámicas, junto con la predisposición de viajar más, siempre que sea a menor precio.

Hay que diferenciar muy claramente entre apartamentos turísticos y viviendas turísticas para evitar equívocos, puesto que son dos categorías completamente diferentes.

Hasta 2.000 pisos deberán aflorar
En Castilla-La Mancha hay inscritos y regulados más de 300 apartamentos turísticos. Vienen a ser una forma de apartahoteles, con prestación de servicios comunes para todo un inmueble, desde recepción a lavandería o cafetería.

El caso de los pisos turísticos, las viviendas que se ponen en alquiler por días para turistas, es el que va a centrar la más inmediata actuación normativa de la Dirección General de Turismo. Tanto es así que ya se ha trabajado sobre un borrador de decreto, que ha recibido más de un centenar de alegaciones. Ese texto definitivo pasará en breve al gabinete jurídico y al Consejo Consultivo, unos pasos que no deberían demorarse más que unas semanas.

"En la primavera tendremos un texto que regule por fin, después de seis años, las viviendas de uso turístico y los apartamentos turísticos, dejando atrás el vacío normativo que ha existido", vaticina Fernández Samper.

Desde la Administración regional confían en que con la simple aplicación de esta norma "salgan a la luz entre 1.500 y 2.000 viviendas turísticas" que actualmente se comercializan a sus anchas en los portales de Internet, sin garantías para los clientes y sin rendir cuentas al Fisco ni a ninguna Administración. A pesar de tan intensa actividad, "no hay constancia oficial de esas viviendas", que generan muchas pernoctaciones en sus 15.000 u 16.000 plazas de alojamiento estimadas en la región.

Cuando se publique la normativa, con su correspondiente repertorio de derechos y obligaciones para los titulares de esos pisos habrá, antes que nada, un registro oficial en el deberán inscribirse. En consecuencia, tendrán que empezar a pagar sus impuestos, someterse a la Inspección de Trabajo y a otros muchos controles de calidad del servicio prestado.

"Ya no va a poder haber alojamientos "piratas", desde el momento en que si quieres dedicar un piso de tu propiedad a albergar turistas y lo comercializas de cualquier manera, en tu propia página o en los portales que todos conocemos, vas a tener que cumplir con la normativa sectorial. Si no cumples, estarás realizando una actividad ilegal. Y en la Ley de Turismo hay un régimen sancionador, con multa de 6.000 a 60.000 euros como infracción muy grave que es".

La previsión es que lo requisitos que se pidan a las viviendas turísticas sean inferiores a los que ya son de aplicación para las casas rurales. 
 
¿Te ha gustado este artículo? Coméntaselo a tus amigos y conocidos:
Valore de 1 a 5:   Valorado (4/5) Valorado (4/5) Valorado (4/5) Valorado (4/5) Valorado (4/5)

Ponte en ruta...