Este website utiliza cookies propias y de terceros. Alguna de estas cookies sirven para realizar analíticas de visitas, otras para gestionar la publicidad y otras son necesarias para el correcto funcionamiento del sitio. Si continúa navegando o pulsa en aceptar, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies?
¿De qué te querrías curar viajando? Elige qué necesitas mejorar:
La Alcarria se disfruta de un modo especial a caballo y un grupo de caballistas lo ha demostrado

El último fin de semana de esta lluviosa primavera ha lucido en nuestra provincia un radiante sol veraniego, y ha sido aprovechado por un grupo de amigos, vecinos unos y oriundos otros, de Chiloeches para llevar a cabo un peculiar "Viaje a la Alcarria". Un total de once jinetes y amazonas han protagonizado esta original excursión a través de la parte oriental de la Alcarria.
 
La primera jornada, el viernes día 15, partieron de Chiloeches y, después de atravesar el Monte Alcarria y bonitos parajes de los términos de Guadalajara, Yebes y Lupiana, terminaron en Horche. Quedaron estupendamente hospedados los animales en las completas instalaciones de la Hípica Guadalajara, y, allí mismo, los propios jinetes dieron cuenta de un apetitoso ágape mientras animaban a España en su primer partido mundialista.
 
Al día siguiente enfrentaron una intensa jornada que les permitió disfrutar en pleno del campo alcarreño. Después de atravesar la Villa de Horche inician el descenso hacía el Tajuña por caminos de herradura que bordean huertos y olivares.

Es una bellísima ruta, que se disfruta con el sol y brisa de la mañana. En una alameda al borde del rio, ya a las puertas de Armuña, toman un pequeño refrigerio y continúan camino hacia Fuentelviejo. Es una exigente subida que termina en este pequeño pueblo, en cuyas fuentes abrevan los animales; mientras disfrutan de una bonita vista del valle y del recorrido que han realizado durante la mañana. Continúan ruta hasta detenerse dos kilómetros después, para almorzar a la sombra de unas encinas, rodeados de verdes campos de cereales y leguminosas que lucen salpicados de miles de amapolas.

Todavía recorrieron camino durante la tarde, para atravesar parajes de Moratilla de los Meleros y Peñalver, y llegar al Berral, donde terminan la jornada. Acogidos los caballos en la ganadería de Cantinuevo, descansaron los jinetes en el próximo pueblo de Fuentelencina.
 
Ya en domingo enfrentan la última jornada de su ruta bajando hasta el valle del río Arles; tomaron un agradable refrigerio en la plaza de Alhóndiga y retomaron camino hacia la Villa de Auñón. Es aquí donde celebran con un apetitoso almuerzo el fin de este viaje, conjurándose a organizar para la próxima primavera una segunda edición de este viaje por nuevas rutas alcarreñas.
 

Ponte en ruta...