Este website utiliza cookies propias y de terceros. Alguna de estas cookies sirven para realizar analíticas de visitas, otras para gestionar la publicidad y otras son necesarias para el correcto funcionamiento del sitio. Si continúa navegando o pulsa en aceptar, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies?
¿De qué te querrías curar viajando? Elige qué necesitas mejorar:
El Volga bien merece un crucero como este, que te muestra la Rusia que siempre soaste

Una de las mejores formas de conocer las dos grandes ciudades rusas –Moscú y San Petersburgo– y también una parte de la Rusia profunda que habitualmente no se visita, es a bordo de un crucero, uno de los mayores cruceros fluviales de Europa.

A través de los ríos Volga, Svir y Neva, sus canales, y de los grandiosos lagos Onega y Ladoga, se pueden observar las tímidas sonrisas de un pueblo digno y sufrido, junto a bellos parajes que conforman el rostro de este país, aún hoy día enigmático; ciudades medievales que atesoran la riqueza de la cultura rusa ortodoxa; una naturaleza verde y exuberante que produce admiración y asombro; espectaculares ocasos que tiñen de intensos colores la melancolía en el horizonte de sus tierras.

Tres grandes compañías ofrecen propuestas para este crucero que pueden verse en la wes especializada www.micrucerofluvial.com: Politours, Crucemundo y CroisiEurope. En el caso de Politours las travesías de entre 10 y 12 días según el itinerario y la fecha elegida, se realizan a bordo del MS Konstantin Fedin, totalmente reformado en 2017/18. La capacidad de pasajeros ha sido reducida de 250 a 212, dotando a esta embarcación de un nuevo estándar de navegación rusa. Si bien el aspecto exterior sigue siendo el mismo, el interior ha sido completamente reformado, bares, restaurante, sala de conferencias, tienda, lavandería y sala médica. Dispone de 116 cabinas distribuidas en cuatro cubiertas,todas ellas completamente reformadas, modernas y cómodas, todas exteriores con amplias ventanas panorámicas, excepto cabinas dbl/tpl cubierta inferior (ojo de buey). Todas las cabinas están equipadas con aire acondicionado, TV de pantalla plana, baño privado con ducha y WC, secador de pelo y caja fuerte.

Por su parte Crucemar lo hace en el barco Rostropovich con un total de 90 camarotes, a bordo del barco existen dos bares (uno de ellos con terraza), dos restaurantes, coffee station, sala de conferencias/cine, ascensor, terraza con tumbonas, gimnasio, salón de juegos, tienda de souvenir, cuarto de plancha y wifi en zonas públicas, climatización en todo el barco y los camarotes. CroisiEurope, utiliza también el Rostropovich y una de sus características es que cuida especialmente la gastronomía y los vinos. Cada comida será una agradable experiencia de la alta cocina francesa. Sus chefs han trabajado junto a estrellas Michelin como Paul Bocuse y Marc Haeberlin. El jefe de cocina de CroisiEurope, Alain Bohn, ha sido recientemente nominado como miembro de los Maestros Cocineros de Francia. Esta preciada asociación francesa, creada hace 50 años, incluye solamente a 250 chefs de todo el mundo. Además del servicio a bordo y las excursiones se ofercen conciertos de música ...

Ponte en ruta...